sábado, 19 de marzo de 2011

TANDIL: Concurso-nuevo edificio municipal

Una estructura administrativa caracterizada por la falta de espacio, dependencias mal distribuidas y distancias siderales entre sectores que deberían conformar una suerte de vecindad. Ubicados en predios no aptos para esa tarea, el funcionamiento de decenas de reparticiones en edificios de alto valor arquitectónico –el del ex Banco Hipotecario, por ejemplo– impiden que éstos sean recuperados para el patrimonio de la ciudad. Así resume el gobierno municipal de Tandil el actual estado de sus áreas ejecutivas y legislativas en las bases para el Concurso de Anteproyectos cuyo fin es renovar de cuajo la imagen y la funcionalidad de su sede gubernamental y palacio legislativo. Son cuarenta y seis áreas que cubren 6.120 metros cuadrados.

El llamado, que tuvo lugar entre agosto y noviembre de 2010, fue de carácter distrital, se concretó a través del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito 8 (Capba VIII) y tuvo el patrocinio por la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA

Mencion Honorifica
Arquitectos: Alina Venturini
Colaboradores: Ignacio Caron, Santiago Castorina, Marco Macrelli, Carlos Di Nápoli, Andrés Fancesconi, Humberto Guel Gomar.

MEMORIA DESCRIPTIVA

Ciudad

El área en la que se inserta el proyecto para el edificio para la nueva Sede Administrativa del Municipio de Tandil, esta caracterizado por su fuerte potencial urbano, al encontrarse en el tejido histórico de la ciudad.

En este sentido, el edificio para la nueva Sede Administrativa de la Municipalidad de Tandil, consolida el centro de la ciudad y su tejido histórico, a través de la construcción de un frente urbano y la proyección de una plaza cívica hacia el interior del proyecto.

La plaza, concebida como un lugar de encuentro y representatividad ciudadana, un espacio público abierto y democrático, se establece a si misma, como un nuevo punto de referencia en la vida política y cívica de la ciudad.

El nuevo polo de actividades público-administrativas se plantea como un frente urbano abierto que posibilita nuevas situaciones urbanas a través de la inserción de un espacio público a nivel ciudad.

Desde la perspectiva urbana, el edificio para la nueva sede administrativa del municipio de Tandil, se establece como un nuevo punto de referencia en la ciudad, un lugar de encuentro entre ciudadanos. Un edificio que respeta el tejido y escala del barrio, sin olvidar la representatividad que el carácter del programa le demanda. Un cuerpo abierto en el corazón de la ciudad.




Arquitectura

La Nueva Sede Administrativa del Municipio de Tandil, se plantea como un lugar abierto y comunicante. Un edificio que a través de de un cuerpo que se eleva sobre un basamento permeable, comunica a la ciudad con la plaza que se proyecta en su corazón. También esta permeabilidad apunta a poder comunicar la plaza cívica con un patio verde y un anfiteatro natural al interior del terreno, dotando así a este lugar de dinamismo y variedad de situaciones de uso y espaciales.

Tanto el auditorio como la sala de sesiones, se proponen dentro del basamento del edificio. Ambos buscan adaptase a las pendientes naturales del terreno, sin generar mayores movimientos de suelo A su vez generan en su parte superior diferentes situaciones de uso.

El auditorio genera en su parte cubierta un anfiteatro al aire libre buscando aportar actividad dentro de la plaza cívica y además se presenta como un posible acceso secundario al edificio desde el primer piso.

La parte superior de la sala de sesiones y el estacionamiento, se propone como otra plaza complementaria de acceso desde el sector de estacionamiento al aire libre al fondo del terreno, que también ingresa al edificio por el primer piso.

La apuesta por un edificio compacto responde a cuestiones diversas cuestiones tales como escala, imagen, paisaje y función.

En relación a la escala, el proyecto trabaja por un lado una de carácter urbano a partir del cuerpo simbólico que proyecta y que dialoga con su entorno inmediato dando continuidad al perfil urbano existente. Por otro, la plaza interior define la escala humana del espacio público, a través de elementos como las galerías de circulación y la escalinata.

En este sentido, el edificio esta compuesto por dos cuerpos, el primero, un basamento permeable desde el cual es posible acceder a la plaza, responde a la escala humana que demanda el espacio publico. El segundo, un cuerpo elevado sobre el basamento, define y contiene la plaza interior, proyectando una imagen simbólica y representativa hacia la ciudad.

Funcionalmente, la plaza es pensada como un hall urbano desde el cual es posible acceder a la sala de consejo, al auditorio y a las distintas áreas de la intendencia, permitiendo a cada una de las áreas un funcionamiento independiente sin que esto represente un impedimento para mantener la interconexión entre si.

En este sentido, los espacios dentro del edificio se organizan a través de un anillo de circulación que genera una comunicación continua entre las distintas secretarias, mientras que las circulaciones verticales se plantean a partir de la multiplicidad de recorridos que pueden derivar de la plaza, y que junto al anillo interior de circulación, generan un sistema de circulación dinámico y flexible.

La materialización del proyecto refuerza la idea de cuerpo y basamento, haciendo una clara diferenciación entre el carácter solido del segundo construido en hormigón y el carácter ligero del cuerpo que este sostiene, con un cerramiento de carpinterías de aluminio corridas de piso a techo, y un sistema de parasoles metálicos.

La estructura del edificio es planteada en Hormigón Armado con losas en casetonado, generando una planta libre para así posibilitar una flexibilidad total en el armado de las oficinas, ayudado esto por el planteo de un piso flotante para el planteo de las instalaciones eléctricas y de comunicaciones.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada